Cargando

Dengue: cómo se comporta y en qué se diferencia de otras enfermedades virales
Compartir: 

El dengue, conocido como la fiebre quebranta huesos, es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura del zancudo, la hembra infectada del género Aedes aegypti.

Esta enfermedad es propia de la selva peruana y la zona norte del pais.  Sin embargo, los cambios climáticos y la movilización de personas ha permitido que tanto el zancudo como las personas infectadas con el virus del dengue se presenten actualmente en otros lugares. 

En el año 2000 se reconoció la presencia del zancudo Aedes en la ciudad de Lima, y en el año 2005 ocurrió el primer brote autóctono de dengue en esta ciudad, siendo actualmente otra zona en el cual se puede adquirir el dengue.

Síntomas del dengue

Los sintomas que se describen y se presentan en nuestra población son:

  • Fiebre
  • Cefalea
  • Dolor de cuerpo
  • Dolor retro ocular
  • Dolor óseo
  • Anorexia y náuseas
  • Dolor abdominal discreto
  • Fotofobia
  • Diarrea
  • Hemorragias

El dengue presenta también una reacción dérmica que los expertos describen como lesiones que se asemejan a un mar rojo con islas blancas.

La clasificación del dengue ha ido variando en el tiempo, siendo actualmente: dengue sin signos de alarma (90%); dengue con signos de alarma (6%); y dengue grave (4%).

Esta enfermedad se dice que es sistémica y dinámica, es decir, que afecta a muchos órganos y se manifiesta en cada persona de forma diferente, pudiendo ser leve que puede pasar como una gripe, o severo que requiera un soporte en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Fases del dengue

El periodo de incubación viral es de 4 a 10 dias teniendo tres fases: Fase febril, Fase crítica y fase de recuperación.

  1. Fase febril del dengue

En la fase febril, el paciente presenta fiebre y la forma de hacer el diagnóstico es con una prueba llamada NS1(PCR) que halla al virus en la sangre.

  1. Fase crítica del dengue

En la fase critica, cuando desaparece la fiebre, ya el paciente hizo anticuerpos y con la serología IgM e IgG se puede hacer el diagnóstico. 

En esta fase la persona puede deshidratarse porque el líquido de los vasos sanguineos se extravasa, reflejándose en el aumento del hematocrito, pudiendo haber disminución de plaquetas. 

Esta fase requiere una hidratación adecuada puesto que puede haber choque hipovolémico en el cual no habria suficiente volumen en los vasos sanguíneos y, por lo tanto, una inadecuada perfusión de los tejidos que pudiera ser fatal. 

Existen algunos síntomas y signos que pueden marcar el inicio de la fase critica como:

  • Dolor abdominal intenso y sostenido
  • Vómitos persistentes
  • Derrames serosos
  • Sangrado de mucosas
  • Letargo o irritabilidad
  • Hepatomegalia ≥ de 2 cm.
  • Incremento del hematocrito con una caída brusca de las plaquetas

Si alguien está en fase crítica puede evolucionar a dengue grave si presenta:

  • Escape importante de plasma que lleva al choque.
  • Distréss respiratorio por administración excesiva de líquido.
  • Sangrado importante
  • Daño de órganos

El período crítico de escape de plasma usualmente dura entre 24 y 48 horas.

  1. Fase de recuperación del dengue

En la fase de recuperación, desaparecen los sangrados y los derrames; aumenta la diuresis, hay exantema tardío y el volumen sanguíneo se recupera. Por otra parte, el hematocrito vuelve a su valor basal, y el organismo vuelve poco a poco a la normalidad, quedando un cansancio leve y mialgias que mejoran en el tiempo.

Tratamiento y prevención

No hay un tratamiento específico para el dengue, lo que se brinda es terapia de soporte. Por lo que la prevencion es la base para evitar contagiarse en una zona endémica.

Entonces si alguien es diagnosticado con dengue lo primero que se debe saber es:

  • ¿En qué fase se encuentra? (Febril/crítica/recuperación)
  • ¿Hay signos de alarma?
  • ¿Cuál es el estado de la hemodinamia?
  • ¿Tiene choque?

Con estas respuestas se podrá hacer una intervención adecuada, y un tratamiento específico.