Pasar al contenido principal
banner
Ginecología y obstetricia

Ecografia Gineco-Obstetrica

Por: Dr. Erasmo Huertas Tacchino
20 de Mayo · 1154 visitas
Comparte en:
FacebookTwitterLinkedin

La introducción de la evaluación ecográfica como un examen rutinario durante el embarazo, desde los años 80,  cambió radicalmente la práctica obstétrica a nivel mundial, permitiendo ver al feto en su hábitat natural y entender sus procesos fisiológicos y patológicos.

Hoy en día gracias al alto nivel de equipamiento en la Clínica san Felipe contamos con uno de los más modernos equipos de ultrasonido, capaz de generar imágenes tridimensionales en tiempo real (Ecografía 4D/5D) así como también ultrasonidos Doppler.

En el servicio de ecografía gineco-obstétrica contamos con profesionales certificados internacionalmente en la realización de las evaluaciones ecográficas más importantes:

  • Ecografía genética o de 11 a 14 semanas que, entre otras cosas, permite confirmar la ubicación del embarazo, la viabilidad fetal, determinar el número de fetos y la corionicidad en caso de embarazos múltiples, determinar la edad gestacional, evaluar los marcadores de anormalidades cromosómicas (p.e. Translucencia Nucal), así como valorar la anatomía fetal, para excluir anormalidades mayores. También es durante esta ecografía que realizamos la valoración Doppler de las arterias uterinas para determinar riesgo de pre-eclampsia y medimos la longitud cervical como potencial predictor de parto pretérmino. Finalmente a esta temprana edad gestacional podemos determinar el sexo del bebe con un 90% de precisión diagnóstica.
  • Ecografía morfológica o de 20 a 24 semanas, que permite la evaluación detallada de la anatomía fetal descartando anomalías como hidrocefalia, labio leporino, espina bífida, cardiopatías, malformaciones pulmonares, intestinales y renales. También se pueden detectar anomalías placentarias y del líquido amniótico. La determinación del sexo fetal se realiza con 99% de certeza y al igual que en el primer trimestre, se realiza el Doppler de las arterias uterinas para la predicción del riesgo de preeclampsia y se mide la longitud cervical como predictor del riesgo de parto pretermino.
  • Ecografía de tercer trimestre, entre 34 y 37 semanas, que permite precisar la posición fetal previa al parto, asi como predecir el probable peso fetal al nacer y evitar riesgo de trauma obstétrico por fetos macrosómicos; también nos da información acerca de la presencia o no de vueltas de cordón al cuello fetal y finalmente el estado de la placenta y líquido amniótico, que nos permite valorar el riesgo de complicaciones intraparto.

También realizamos evaluaciones ecográficas del bienestar fetal como son el perfil biofísico ecográfico, una prueba que a partir de la valoración de una serie de actividades fetales nos informa del riesgo de hipoxia fetal, permitiendo realizar intervenciones oportunas y salvar vidas. Asimismo la realización de ecografías Doppler que permiten a través de la evaluación de los flujos sanguíneos fetales detectar fetos con complicaciones del embarazo como anemia fetal severa, hipoxia e insuficiencia cardiaca.

Finalmente reservamos la ecografía tridimensional del feto para la evaluación de malformaciones del sistema nervioso central (neurosonografía), de malformaciones cardíacas (ecocardiografía fetal)  así como anomalías musculo-esqueléticas fetales (p.e. artrogriposis).