Cargando

Vacunas contra el neumococo y la influenza a adultos mayores en tiempos de COVID-19
Compartir: 

Vacunar a la población de adultos mayores contra el neumococo y la influenza es una recomendación general para mejorar su inmunidad y despertar su sistema inmune. En tiempos de pandemia por el COVID-19 estas vacunas pudieran convertirse en un factor de protección.

Aunque aún hay mucha controversial al respecto, el uso de estas vacunas es cada vez más común y forman parte de las políticas de salud de muchos países, incluyendo en el nuestro. Su aplicación debe darse en los meses previos al invierno (abril, mayo) para lograr un mejor efecto.

¿Quiénes recomiendan las vacunas contra el neumococo y la influenza?

De hecho, grupos de expertos como la American College of Physicians y la US Preventive Services Task Force de estados Unidos, así como la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, en Europa; recomiendan la vacunación antineumococica sistemática en adultos mayores. De hecho, estas medidas se usan de forma programada en Europa, en adultos mayores de 65 años como parte de las actividades preventivas.

En nuestro país, la sociedad de Gerontología y Geriatría del Perú, recomienda tanto la vacuna del neumococo como la vacunación contra la influenza. Ambos tipos de vacunas elevan la inmunidad, disminuyen el riesgo de infección y, por ende, de hospitalización.

¿Por qué vacunar a los adultos mayores?

Cuando hay factores patológicos en adultos mayores como enfermedades pulmonares crónicas, enfermedades renales crónicas, enfermedades oncológicas, entre otras, la recomendación es colocar la vacuna contra el neumococo y la vacuna contra la influenza en cualquier época del año. Se recomienda también su uso en adultos mayores institucionalizados.

Ante la duda, es importante consultar con su médico las opciones de vacunación, especialmente si pertenece al grupo etario de mayor riesgo ante el COVID-19, como lo son adultos mayores con condiciones prexistentes.