Cargando

El acné en adolescentes
Compartir: 

La adolescencia es esa etapa turbulenta de la vida donde las hormonas están fuera de control, todo es un poco confuso y aparece el más odiado de los enemigos: el acné. Sin embargo, hay que mantener la calma porque incluso esta enfermedad tiene solución.

Aunque el acné es una enfermedad frecuente de la piel que afecta al 15% de las personas que acuden a consulta dermatológica, no es una condición imposible de revertir.

Causas del acné

Esta enfermedad inflamatoria que afecta al folículo pilosebáceo tiene un origen multifactorial. Algunas de las causas de su aparición son:

  • Componentes genéticos, con antecedentes familiares relevantes.
  • Causas hormonales gracias al aumento de receptores y cambios endocrinológicos.
  • Factores dietéticos gracias al consumo de una dieta con la alta carga glicémica

Cómo se desarrolla el acné

Esta molesta enfermedad se fundamenta en 4 pilares:

  1. La obstrucción del folículo que impide la secreción natural del sebo.
  2. La alteración del contenido sebáceo glandular (esto significa que hay un cambio en los ácidos grasos naturales debido a un tema hormonal).
  3. La importante actuación de la bacteria cutibacterium acnés presente normalmente en la piel.
  4. Un proceso de inflamación local donde está la lesión.

Dónde se localiza

El acné se localiza en los lugares del cuerpo con mayor densidad de glándulas sebáceas como cara, pecho y espalda. Esto origina lesiones cutáneas como comedones, pápulas, pústulas, nódulos y quistes. Las personas con acné suelen tener la piel grasa o mixta.

Cómo se diagnostica

Aunque en muchos casos las lesiones en la piel son notorias, su diagnóstico es clínico y debe hacerse a través de un buen examen físico. Esto es muy importante porque solo así se puede identificar qué tan severo es el cuadro y cuáles son los pasos a seguir, siempre dictados por un profesional.

Cuando se visita a un especialista oportunamente, el paciente podrá evitar las secuelas como cicatrices o pigmentación secundaria.

Se recomienda acudir al médico ante la aparición de comedones también llamados espinillas, en lugar de manipular la piel en casa o con medicinas o remedios caseros que podrían empeorar la condición y dejar marcas de por vida.

El tratamiento del acné

El correcto tratamiento de esta condición dependerá de las caracteristicas del acné para cada persona. Para indicar el tratamiento se tiene en cuenta la edad, el género, el tipo de acné y las restricciones dietéticas del paciente, así como los tratamientos previos usados y las expectativas del paciente.

Una persona que tiene acné deberá seguir las indicaciones farmacológicas del especialista, aunado a un cambio en sus hábitos, como por ejemplo evitar carbohidratos de alto índice glicémico, no manipular las lesiones y sobre evitar a toda costa la automedicación.

El acné puede tener un impacto significativo en el paciente desde el punto de vista emocional. Sin embargo, es una enfermedad perfectamente tratable a través de un buen juicio clínico y de la constancia del paciente. Su manejo temprano evitará secuelas y permitirá un estilo de vida saludable.