Cargando

COVID-19: ¿La variante Delta puede afectar a los niños?
Compartir: 

Como todos los virus, el COVID-19 presenta una serie de mutaciones o variantes. Dentro de estas, la variante Delta está tomando mayor relevancia debido a que es más contagiosa, puede ser confundida con una gripe común y puede evolucionar rápidamente ocasionando problemas respiratorios graves.

Por ello, dentro de esta emergencia sanitaria mundial, es importante estar prevenidos y, a pesar de estar vacunados, no bajar la guardia con las medidas de prevención. Ahora, la presencia de la variante Delta ha traído una preocupación entre los padres por posible efecto en los niños.

¿La variante Delta afecta directamente a los niños?

La variante Delta no se dirige específicamente a los niños, ya que hay tasas de infección en todos los grupos etarios. Sin embargo, la variante Delta es más contagiosa que otras cepas y las personas más susceptibles de contraer está variante Delta son:

  • Personas no vacunadas.
  • Personas que no acatan los protocolos de bioseguridad.
  • Quienes frecuentan lugares públicos o con aglomeraciones.

¿Cuáles son los síntomas de la variante Delta del COVID-19?

La variante Delta tiene una peculiaridad peligrosa y es que se puede confundir con una gripe. A diferencia de las primeras versiones del virus, los principales síntomas de la variante Delta son:

  • Secreción nasal.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta y fiebre.

Por ello, ante la presencia de está sintomatología en niños o adultos no vacunados se deberá descartar la infección por COVID-19 variante Delta. Es muy importante realizar el descarte a tiempo por seguridad del paciente, ya que está variante evoluciona muy rápido en dificultad respiratoria e, incluso, neumonía.

Es importante mantener el correcto lavado de manos frecuente por mínimo 20 segundos, el uso de doble mascarilla, protector facial, distanciamiento mínimo de 2 metros y recibir las dos dosis de la vacuna. De esa manera estaremos más seguros y protegidos.

Recuerda que ante cualquier síntoma que presenten los niños, es importante acudir al pediatra de confianza para que indique el tratamiento adecuado.

Imagen: 
Pedro Moisés  Noriega Vértiz
Pediatría
Clínica San Felipe