Cargando

Diferente por suerte: ¿Qué significa tener Síndrome de Asperger?
Compartir: 
El Síndrome de Asperger es un trastorno neurobiológico que forma parte del espectro autista y que representa, en la actualidad, aproximadamente el 1 % de la población mundial. 
Cada 18 de febrero se celebra el día internacional del Síndrome de Asperger, por eso queremos que te familiarices con esta condición para celebrar la diferencia en lugar de estigmatizarla.
 
Este síndrome no se considera una enfermedad sino una condición caracterizada, principalmente, por la dificultad en la comunicación y en la interacción social, sin que exista por ello un compromiso del intelecto.
 
Algunas de las características más comunes del Síndrome de Asperger son:
 
 
  • Se les dificulta entender el lenguaje corporal.
  • Evitan el contacto visual.
  • Desean estar solos o quieren interactuar, pero no saben cómo hacerlo.
  • Tienen intereses muy específicos, a veces obsesivos.
  • Hablan sólo acerca de ellos mismos y de sus intereses.
  • Hablan de forma poco usual o con un tono de voz extraño.
  • Tienen intereses muy específicos, a veces obsesivos.
  • Tienen rutinas y rituales que se niegan a cambiar.
  • Realizan movimientos repetitivos o extraños.
 
Además, el Síndrome de Asperger es más común entre los varones.
 

¿Cómo se diferencia el asperger del autismo?

Es importante tener en cuenta que, a diferencia de los niños con autismo, las personas con Asperger sí poseen un desarrollo neurotípico. Es decir, no presentan complicaciones en el desarrollo del lenguaje.Por el contrario, suelen tener buena gramática, un vocabulario desarrollado, un lenguaje fluido y una capacidad intelectual media o superior a la media en algunos de los casos. Sin embargo, presentan una gran dificultad para conectarse socialmente y poseen una mirada diferente del mundo

Por lo tanto, no se trata de un declive cognitivo sino de una incongruencia social caracterizada por tener una empatía diferente, al no poder ponerse en el lugar de los otros o no respetar las reglas sociales.

 

La escuela y los niños con Asperger

 

Tener una empatía atípica puede hacer lucir a las personas con Síndrome de Asperger como poco sensibles, pero también las puede exponer a situaciones de burla o bullying, especialmente en la etapa escolar.

El inicio de la escuela primaria resulta clave para la identificación del Síndrome de Asperger, por parte de los educadores y de los padres. Por lo que se debe prestar atención a las habilidades sociales de los niños y a cómo entienden el mundo.

En ese sentido, un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado por parte de un especialista, favorece el desarrollo de las habilidades sociales, evitando de esta manera el aislamiento y aumentando el sentimiento de pertenencia a los grupos sociales.

La terapia cognitivo-conductual es, actualmente, la mejor alternativa para las personas con Síndrome de Asperger. Esta terapia se basa en la enseñanza de pautas comunicacionales y de habilidades para poder afrontar diferentes contextos. Asimismo, permite identificar síntomas ansiosos-depresivos que forman parte de la comorbilidad de esta condición.

La singularidad es un signo de la evolución de la especie humana y el día internacional del Síndrome de Asperger, es fundamental recordar la importancia de la sngularidad como un valor que enriquece nuestra vida en sociedad.