Cargando

El impacto del Covid-19 en la lucha contra el cáncer
Compartir: 

La aparición hace un año del nuevo coronavirus denominado SARS-CoV-2 ha impactado de forma transversal a todos los ámbitos de la sociedad, principalmente en el campo médico donde existen grupos más vulnerables como los pacientes con cáncer.

El riesgo de contagio en los pacientes con cáncer

Ahora, no todas las personas con cáncer tienen el mismo riesgo frente al Covid-19. En líneas generales, lo pacientes oncológicos se pueden dividir en dos grupos:

  • Aquellos que están en controles o con terapias de mantenimiento (terapias anti hormonales, por ejemplo, en el caso del cáncer de mama).
  • Quienes tienen tratamientos activos, ya sean pre o postoperatorios o los pacientes con enfermedades avanzadas/metastásicas.

Este segundo grupo de pacientes son los que presentan mayor riesgo, pues el exponerse a tratamientos como quimioterapia, radioterapia e, incluso, medicaciones más modernas, estas pueden causar disminución de leucocitos (“defensas”). Estos tratamientos los ponen en una situación más vulnerable frente al virus.

Otro grupo de riesgo son aquellos pacientes con enfermedades onco-hematológicas como leucemias o linfomas, pues sus períodos de disminución de defensas son más extensos.

Otros efectos del coronavirus en la lucha contra el cáncer

Más allá de los riesgos frente a la enfermedad, la crisis de alud ocasionada por el coronavirus también ha impactado en la logística de las visitas de pacientes oncológicos y el acceso a los tratamientos.  

Se estima que 2 de 3 pacientes oncológicos ha sufrido algún impacto en su tratamiento debido a la pandemia, y 1 de 3 he tenido algún cambio en su terapia asignada. Esto sin contar que casi un 90% de los procedimientos de detección precoz de cáncer fueron anulados.

El retraso en las citas oncológicas de control o de seguimiento de tratamientos, las demoras en procedimientos, suspensión de cirugías, reprogramaciones de terapias e, incluso, demora o suspensión de las visitas de screening o detección precoz de cáncer han impactado en la lucha contra la enfermedad.

Estas situaciones han ocasionado una mayor tasa de mortalidad y morbilidad por cáncer, así como en un mayor número de diagnósticos, quizá ahora tardíos, al retrasar las pruebas de cribado poblacional.

Esto redunda en un mayor gasto a futuro, pues tratar un cáncer de forma temprana es más fármaco-económico tratar un cáncer de forma temprana, que tratar uno ya avanzado. Sin contar con el impacto psico-emocional para el paciente.

¿Qué hacer frente a la situación?

Se conoce que el cáncer es hoy en día una de las patologías más comúnmente diagnosticada en todos los países y también que ocupa los primeros lugares en causa de muerte

Sin embargo, gracias a la aparición de nuevos tratamientos y políticas de detección temprana, habíamos logrado tasas importantes de sobrevida, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, pero la aparición del Covid-19 vino a poner pausa en los avances. ¿Cómo solucionar este problema?

Nos corresponde generar alternativas de atención continua para los pacientes con cáncer. En este sentido, la telemedicina o telesalud ha ayudado en la prevención y ha descentralizado las atenciones, colaborando así en la disminución de los contagios. Sin embargo, implica un reto tecnológico que debe seguir difundiéndose hasta hacerse masivo.

Por otra parte, tenemos a mano la medida de mayor acción que sería la vacunación. Si bien en los estudios clínicos de las vacunas contra el Covid-19 aprobadas no se incluyeron pacientes oncológicos, las sociedades académicas oncológicas coinciden en la necesidad de incluir a este grupo de pacientes en el grupo prioritario para vacunación, con el fin de evitar mayores contagios y complicaciones entre ellos.

El reto esta planteado, nos toca encontrar las maneras de no parar la atención a estos pacientes, sin generarles riesgo de contagio. Esta es la idea central alrededor de las conversaciones por el Día Mundial contra el Cáncer este 4 de febrero.

Estoy seguro de que con ideas innovadoras y el apoyo de todos, lograremos atender a más pacientes oncológicos en medio de la pandemia para seguir ganándole a la enfermedad.