Cargando

Insuficiencia Cardiaca
Compartir: 

La insuficiencia cardiaca es una condición clínica que se presenta como resultado de una función cardiaca alterada que genera una respuesta “compensatoria” que termina siendo dañina para el organismo y que, finalmente en conjunto, se traduce en un aporte inadecuado de nutrientes a los tejidos, inadecuado metabolismo y, por consiguiente, inadecuado funcionamiento en el corto a mediano plazo si no actuamos a tiempo.

La insuficiencia cardiaca se presenta como resultado de un daño al corazón, ya sea en el corto (aguda) o largo plazo (crónica) y puede presentarse con una pobre fuerza de contracción cardiaca, un alterada relajación o ambas.

Como ejemplos de daño al corazón tenemos al infarto agudo de miocardio, a la  inflamación del corazón (miocarditis) que puede ser infecciosa o de otra índole, a la hipertensión arterial, diabetes mellitus y fibrilación auricular solo por mencionar algunas pocas causas.

La insuficiencia cardiaca debe ser prevenida a toda costa puesto que una vez padecida tiene una alta mortalidad, tanto es así, que se calcula en 2 a 3 veces mayor mortalidad que la ocasionada por todos los cánceres juntos.

Gracias a los avances de la medicina moderna contamos con un arsenal terapéutico importante para ofrecer a nuestros pacientes con insuficiencia cardiaca, sin embargo, queda muchísimo camino por recorrer puesto que, a pesar de todo el esfuerzo, la mortalidad atribuible a dicha condición sigue siendo muy elevada.

Debe quedar claro que no todos los pacientes con Infarto de Miocardio o Hipertensión arterial o Diabetes mellitus, entre otros, desarrollarán insuficiencia cardiaca pero, está en nuestras manos, tanto del equipo de salud como del paciente y sus familiares, el tomar las medidas pertinentes y cumplir con las recomendaciones con la intención de prevenir, en un primer momento, o tratar dicha condición de presentarse y esto es, controlando el peso, la presión arterial, los niveles de colesterol, haciendo ejercicio regular, dejando de fumar, etc. medidas por lo demás económicas que pueden contribuir considerablemente en limitar la condición que nos lleve a Insuficiencia cardiaca.

De padecer insuficiencia cardiaca es importante cumplir con la medicación administrada por su cardiólogo así como evitar transgresiones alimentarias, realizar ejercicio a un esfuerzo recomendado por su médico y acudir a sus controles regulares.

Debemos recordar, como lo mencioné líneas arriba, que está en nuestras manos modificar las estadísticas en Insuficiencia cardiaca y para ello la medida más costo/efectiva es la prevención.

Consulte con su médico sobre sus factores de riesgo modificables y modifíquelos ya sea que tenga o no insuficiencia cardiaca.