Cargando

El post parto: Una etapa de cuidados especiales
Compartir: 

¡Felicitaciones por el nacimiento del nuevo miembro de la familia! El período justo después del nacimiento de un bebé, es decir, el período posparto, es en verdad especial y diferente.

El tiempo posparto trae consigo muchos cambios tanto físicos como emocionales. Este articulo le ayudará a contestar preguntas sobre dichos cambios en su cuerpo, así como de su atención posparto.

Definición del período posparto: Es  el tiempo que sigue inmediatamente después del nacimiento de su bebé hasta que sus órganos reproductivos vuelven al estado previo al embarazo; es lo que se llama período de puerperio.  Empieza en cuanto nace el bebé y suele durar unas seis semanas.

Si se le hizo una cesárea: Mantenga la incisión (el corte), limpia y seca. Por lo general, puede empezar a bañarse el primer día después de la cirugía pero evite el baño de tina las primeras dos semanas, o según lo indique su médico. Observe la herida a diario con un espejo de mano. Informe a su médico cualquier enrojecimiento, hinchazón o flujo por alrededor de la incisión. Está bien que levante a su bebé pero no alce nada que pese más de 7 kilos durante las primeras seis semanas. Evite manejar el auto las primeras dos semanas o según le recomiende su médico.

El útero: Cuando dan pecho, algunas madres –especialmente las de segundo parto– sienten contracciones dolorosas después de dar a luz. Son contracciones causadas por hormonas que se activan al amamantar y suelen desaparecer a los cinco o siete días. Mientras tanto, si usted siente  dicho dolor, pruebe los siguientes pasos para mitigarlo:

  • Aplique calorcito al abdomen.
  • Antes de dar pecho, tome algo para el dolor que no contenga aspirina y que no sea fuerte.
  • Realice masajes suaves sobre el abdomen.
  • Procure mantener la vejiga evacuada.
  • Haga ejercicios de respiración profunda y de relajamiento.

Los loquios (flujo vaginal) y la menstruación: Casi siempre se presenta cierto tipo de flujo vaginal llamado “loquios” por dos o tres semanas, a veces más. Al principio se ve rojo con pequeños coágulos. A los ochos días de nacido el bebé, el flujo puede ser de color rosa o algo café. Puede tomar baños de ducha y no es necesario ningún tratamiento vaginal especial. Sin embargo, no coloque nada dentro de la vagina por cuatro a seis semanas luego de haber dado a luz; nada de tampones, duchas vaginales o coito. Después de dar a luz, las mujeres vuelven a menstruar a diversas horas y tal vez pasen varios meses para que sus ciclos vuelvan a la normalidad. A menudo las madres que dan pecho, notan que son necesarias 18 semanas o más para que vuelvan a menstruar después del parto.

Cuidado del perineo luego de parto vaginal:  El perineo es el área entre la vagina y el recto. El primer día puede aplicarse compresas de hielo sobre el perineo para reducir la hinchazón y el dolor. Luego quizás note que puede sentir alivio y comodidad remojándose en una tina limpia, unos 10 ó 20 minutos varias veces al día.

Cuidado de la vejiga después del parto: Puede ser que tome varios días para que la vejiga vuelva a la normalidad y para que usted recupere el control normal de ésta. Siendo que se pudo haber lesionado la uretra o que se haya estirado de más la vejiga durante el parto, quizá se sienta más susceptible de lo usual a las infecciones del tracto urinario. Tome bastante líquido y evacúe la vejiga al menos cada tres o cuatro horas.

Defecación y hemorroides: La falta de actividad física, los medicamentos narcóticos y la inflamación perineal pueden causar estreñimiento (heces duras) y gas. Algunos consejos para aliviar el estreñimiento son:

  • Tome bastante líquido, de seis a ocho vasos de agua a diario.
  • Coma frutas, incluso ciruelas e higos, también verduras de hojas verdes, pan y cereales integrales.
  • Tome un laxante según lo recomiende su médico.
  • Establezca un horario regular para ir al baño.
  • Empiece a caminar a manera de ejercicio.