Cargando

¿Cómo tratar el lumbago?
Compartir: 

La primera impresión que las personas tienen cuando les duele la columna es que es sinónimo de hernia o alguna enfermedad renal.

Esta creencia es un mito ya que las hernias solo representan el 4% de las causas del dolor de columna y el problema renal apenas un 2%, mientras que el 70% corresponde al dolor muscular.

A continuación, abordaremos las causas del dolor de la columna, en orden ascendente:

El Esguince lumbar o dolor muscular representa el 70% de la causa de dolor de columna. Levantarse de la cama o silla, o levantar algún objeto un poco pesado, puede generar dolor o contractura muscular por un periodo de tiempo corto. No es un problema grave, pues es un dolor mecánico propio de un esfuerzo. Se cura fácilmente con reposo, analgésicos o terapia.

Un 10% es causa de la degeneración vertebral. Cuando una persona pasa los veinte años de edad empieza el proceso natural del desgaste de los discos lumbares y de las articulaciones del cuerpo, que trae como consecuencia el dolor de columna. Hasta un 70 u 80% de personas tendremos, de vez en cuando, dolor de columna por esta razón. Pero si el dolor dura más de dos semanas se requiere atención médica, pues en ese caso las causas podrían ir más allá de lo natural del proceso evolutivo.

El 3 o 4% de todas las patologías de columna, como se mencionó anteriormente, son las hernias de columna. 

Otro 4% se debe a fracturas osteoporóticas, que generalmente se presentan en personas de la tercera edad y en su mayoría en mujeres, por asuntos hormonales.

En el adulto mayor también se presenta la estenosis lumbar (3% de los casos de dolor de columna). Aquí se presentan males como la artrosis, el pico de loro, la invasión de canal, entre otros.

Le sigue con otro 3% la dolorosa espondilolistesis. Esta patología se presenta en el adulto mayor porque con el paso de los años las vértebras dejan de ser estables y con ello, hay una vértebra que se vuelve móvil, ocasionando un agudo dolor. Uno de los tratamientos más efectivos para este mal es un corsé de columna, pero siempre deberá consultar previamente con un especialista. Solo un 2% es por problemas en los riñones y un 1% por fracturas ocasionadas por accidentes. El resto del porcentaje representa las causas más raras de dolor de columna, como por ejemplo, las infecciones o tumores.

Cómo prevenir o reducir los dolores de columna:

  • Come sano y si tienes sobrepeso intenta adelgazar cuanto antes. La sobrecarga de peso genera un desgaste de la cubierta de huesos llamados cartílagos, que se encuentra justo en zonas móviles. Este desgaste genera mucho dolor.
  • No es bueno tener embarazos múltiples porque estos significan un aumento de peso constante.
  • Goza de una vida más activa y menos sedentaria. Cuando uno está mucho tiempo sentado todo el peso del cuerpo recae sobre los discos de la columna y genera mucho dolor.
  • No fumes ni tomes en exceso. Ambos malos hábitos producen con el tiempo un problema de obstrucción vascular. Las venas y las arterias se van volviendo cada vez más diminutas en su calibre, teniendo como resultado que no llegue mucha sangre a los órganos y que se degeneren más rápido.