Cargando

Neurocirugía Pediátrica

Neurocirugía Pediátrica

En los niños, las enfermedades que involucran al sistema nervioso y la columna vertebral, a menudo implican síntomas graves que requieren tratamientos quirúrgicos complejos.

Nuestro equipo está formado por neurocirujanos pediatras, anestesiólogos, radiólogos y médicos de otras especialidades, así como enfermeras, nutricionistas, psicólogos y terapistas físicos, de manera que brindamos una atención médica integral y personalizada para cada niño, que sumado a una moderna infraestructura y equipos de última generación nos permite realizar cirugías de alta complejidad con mínimo impacto en el tejido sano circundante.

Tratamos una amplia gama de afecciones neuroquirúrgicas utilizando cirugía mínimamente invasiva siempre que sea posible, con esto logramos que nuestros niños tengan un posoperatorio más confortable, una recuperación más rápida y menos posibilidades de secuelas.

Procedimientos frecuentes
  • Microcirugía de tumores del cerebro o la médula espinal guiada por neuronavegador y estereotaxia, que nos permite el acceso de lesiones profundas con precisión milimétrica, permite planificar una adecuada ruta de abordaje, con mayor seguridad y mejores resultados.
  • Tratamiento de Malformaciones arteriovenosas cerebrales y espinales con control angiográfico intraoperatorio lo que nos garantiza una extirpación completa de la malfornación.
  • Tratamiento de la craneosinostosis con video endoscopio en menores de 6 meses y utilizando la impresión 3D por estereolitografía para la planificación quirúrgica y mejores resultados.
  • Tratamiento de malformaciones espinales como espina bífida, médula anclada y escoliosis utilizando el monitoreo neurofisiológico intraoperatorio para reducir el riesgo de lesionar los nervios sensitivos y motoras, así como los nervios que controlan los esfínteres.
  • Tratamiento endoscópico de la Hidrocefalia y los quistes aracnoideos.  La cirugía endoscópica es una alternativa a la tradicional colocación de una derivación ventriculoperitoneal que incluso puede llegar a ser curativa.
  • Extirpación de lesiones cerebrales, congénitas o adquiridas causantes de epilepsia refractaria a los medicamentos, así como cirugía paliativa como la callosotomía en casos donde no se encuentra la lesión.
  • Tratamiento quirúrgico de la malformación de Arnold Chiari y la siringomielia a cualquier edad.
  • Tratamiento de emergencia de lesiones traumáticas del cerebro y la columna.